Páginas vistas en total

domingo, 20 de marzo de 2011

Dios no crea solo a un hombre ADAN y solo a una mujer EVA

La gran pregunta que millones de cristianos se han hecho a lo largo de la historia, y que aún se siguen haciendo. Algunos usando la teoría de Darwin, sobre la evolución del mono, quieren atacar así el cristianismo, en las Sagradas Escrituras, pero yo pregunto... ¿importó de verdad al autor de Génesis, inspirado por Dios, contar la historia sobre "el primer hombre" y "la primera mujer", de manera histórica y rigurosamente científica, o mas bien, solo le importó en verdad a través de una parábola o metáfora, ocultar un mensaje profético revelado a él por Dios, sobre la venida del Mesías Jesucristo, miles de años antes de que Éste viniese a la tierra?
Si la intención al escribir fuese solo histórica, creo en mi opinión que no hubiera escrito dentro de un mismo libro contradicciones tan grandes como la que escribió sobre la formación del hombre, de la mujer, de los animales, de la aparición de la luz y la creación del sol posterior, etc. y pienso que seria demasiado absurdo pensar que lo hizo por un despiste.
Si leemos en Génesis 1:20-21 nos dice:
"Dijo Dios: Produzcan las aguas seres vivientes, y aves que vuelen sobre la tierra, en la abierta expansión de los cielos. Y creó Dios los grandes monstruos marinos, y todo ser viviente que se mueve, que las aguas produjeron según su género, y toda ave alada según su especie. Y vio Dios que era bueno. "
En Génesis cap. 1.24-25 nos sigue diciendo sobre los animales:
"Luego dijo Dios: Produzca la tierra seres vivientes según su género, bestias y serpientes y animales de la tierra según su especie. Y fue así. E hizo Dios animales de la tierra según su género, y ganado según su género, y todo animal que se arrastra sobre la tierra según su especie. Y vio Dios que era bueno"
Después de crear los animales dice el capitulo1, Dios crea al hombre (cap. 1.26-27):
"Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. "
Ahora veamos que nos dice el autor justo un capitulo después (cap. 2.4):
"Estos son los orígenes de los cielos y de la tierra cuando fueron creados, el día que YHWH Dios hizo la tierra y los cielos"
Y nos dice sobre el hombre y el animal ahora (cap. 2.7-8):
"Entonces YHWH Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente. Y YHWH Dios plantó un huerto en Edén, al oriente; y puso allí al hombre que había formado"
En este caso, como vemos, primero forma al hombre y después al animal, y no al revés como dice en él capitulo anterior (2.18-20):
"Y dijo YHWH Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.YHWH Dios formó, pues, de la tierra toda bestia del campo, y toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para que viese cómo las había de llamar; y todo lo que Adán llamó a los animales vivientes, ese es su nombre. Y puso Adán nombre a toda bestia y ave de los cielos y a todo ganado del campo; mas para Adán no se halló ayuda idónea para él. "
Después nos dice que Dios crea a la mujer, después que al hombre y que al animal, porque el animal no le era ayuda idónea (2.22):
"y de la costilla que YHWH Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre."
Al contrario que en el capitulo 1 cuando nos dice que creó al hombre, y lo creó varón y hembra, los dos a la vez (1.27):
"Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó."
Por tanto, ¿estamos ante una gran contradicción dentro de un mismo libro, o el autor se está refiriendo en verdad a dos cosas más profundas y completamente diferentes, una en el capitulo 1 y otra distinta en el capítulo 2?
Si nos fijamos en Génesis capitulo 4, veremos que Adán y Eva, los supuestos dos primeros hombre y mujer, tienen como hijos dos varones, Abel y Caín. Este último mata al primero, con lo que solo quedarían ya tres seres humanos en la tierra, no obstante dice que Abel conoce a su mujer y que también tienen hijos... (4.16-17):


"Salió, pues, Caín de delante de YHWH, y habitó en tierra de Nod,(=errante) al oriente de Edén. Y conoció Caín a su mujer, la cual concibió y dio a luz a Enoc; y edificó una ciudad, y llamó el nombre de la ciudad del nombre de su hijo, Enoc."
Por tanto, cuando dice que Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y le sopló aliento de vida en su nariz, no se refiere a que físicamente creará al primer ser humano, puesto que había más como vemos.
Adán, representa el primer pueblo de Dios, el primero al que Dios sopló aliento espiritual de vida, formando así no un hombre sino un pueblo a su imagen, a la imagen de Cristo. Si leemos los Evangelios veremos un paralelismo entre este Dios, que habla en plural, diciendo "hagamos" al hombre... y que sopla aliento de vida, y Jesucristo de Nazaret, que habla en plural también, en su Nombre y en el de DIOS PADRE, (EL Padre y yo uno somos dijo) y que habiendo resucitado se aparece a los discípulos y que soplándoles les dijo: recibid el Espíritu Santo. El Evangelio de Juan nos dice claramente (cap. 20.21-22):"Entonces Jesús les dijo otra vez: Paz a vosotros. Como me envió el Padre, así también yo os envío. Y habiendo dicho esto, sopló, y les dijo: Recibid el Espíritu Santo. "
Es decir, Adán es el primer pueblo al que Jesús-Dios sopla el Espíritu Santo o aliento de vida y el primero al que dice... como me envío el PADRE así yo también os envío, porque Dios envía a Adán con la misión de labrar el huerto, como Jesús envió a sus discípulos a labrar las almas y sembrar su palabra en ellas.
De la costilla del cuerpo de Adán, Dios formó una mujer para que le ayudase a labrar y guardar aquel huerto, ya que los animales no le fueron ayuda idónea.
El cuerpo de adán es el Cuerpo de Cristo, o sea, la Iglesia, el conjunto de hombres y mujeres que han recibido el don de la fe. Todo cuerpo humano está formado por 12 costillas a un lado y doce costillas al otro, 24 en total.
Los escogidos de DIOS no son sólo las doce tribus del Antiguo Testamento, sino los gentiles, cristianos, en el Nuevo y hasta el fin de los tiempos, los que acepten a Jesús como Hijo de DIOS, representados por los 12 Apóstoles del Nuevo Testamento, que llevaron el Evangelio a los gentiles para que creyeran en el Mesías. Si nos fijamos bien, en tiempos de Roboam, hijo de Salomón, las tribus se dividen en Israel a un lado dirigido por Jeroboam y Judá reinado por Roboam, en el otro.
La tribu de Judá se separa del resto... si contrastamos con los 12 apóstoles, de los doce uno, Judas Iscariote se separa del resto, traicionando así al Señor Jesús, como el mismo Señor había profetizado que ocurriría.
Este Judas, representa a la misma tribu de Judá del Antiguo Testamento, incluso las dos palabras, Judas y Judá, significan lo mismo. Esta tribu que se separa de las doce y este apóstol que se separa de los doce, es la misma costilla que Dios separa del resto de costillas del cuerpo de Adán o Iglesia universal y de aquí sale Eva, una religión, la judía (judas-judá) que acaba pecando contra el SEÑOR, la cual debía ser "ayuda idónea" para predicar el Evangelio, ya que los judíos son los descendientes de Abraham y a ellos fue dada la ley de DIOS por medio de Moisés, pero ¿en qué pecó Eva o la religión judía?
Dice Génesis 2.16-18: "Y mandó YHWH Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás. Y dijo YHWH Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él".
Eva comió del árbol de la ciencia del bien y del mal. Jesús de Nazaret dijo a los judíos interpretes de la ley: "!Ay de vosotros, intérpretes de la ley! porque habéis quitado la llave de la ciencia; vosotros mismos no entrasteis, y a los que entraban se lo impedisteis."(Lucas 11:52)
Quien quitó el fruto del árbol de la ciencia, quitó la llave de la ciencia. La llave que abre la puerta al reino de DIOS, y quien la quita se busca otra manera de entrar al reino y hace que otros no puedan entrar, por esto dijo, vosotros no entrasteis, y a los que entraban se lo impedisteis, porque no solo pecó Eva (religión judía) sino que hizo pecar a Adán (resto de escogidos que confían que los judíos son el pueblo llamado y el heredero de la ley de Dios).
En una ocasión dijo Cristo: "De cierto, de cierto os digo; el que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que sube por otra parte, ese es ladrón y salteador." (Juan 10:1)
Si nos cambian la llave o nos la quitan, si nos cambian la Palabra de Dios, si le añaden a esta otras doctrinas o dogmas de hombres o si la quitan, ¿con qué llave entraremos por la puerta que es Cristo para por ÉL entrar en la Salvación?.
Después dice el Evangelio: "Volvió, pues, Jesús a decirles: De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que antes de mí vinieron, ladrones son y salteadores; pero no los oyeron las ovejas. " (Juan10.7-8)
Respeto a los dos pueblos, que en verdad son un mismo cuerpo, el cuerpo de ADAN. Dijo Cristo: "Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen, así como el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; y pongo mi vida por las ovejas. También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor". (Juan 10.14-16).
Sus ovejas primeras son los descendientes de Abraham según carne y sangre, Eva, los judíos a los que él anunció el reino cuando vino en carne.
Después de su resurrección cuando les sopló diciendo: Recibid mi Espíritu Santo, lo reciben para predicar a las otras ovejas, al otro rebaño, los gentiles; y este es el pastor que pone Jesús, EL ESPIRITU SANTO.
Si Jesús y los primeros discípulos judíos, predican a los judíos (Eva) y después de la resurrección al resto de la humanidad, a los gentiles, al resto de costillas del cuerpo de Adán ¿por qué pues, es primero en el Génesis Adán, y después Eva y no al revés?
Fijándonos bien, justo en el capítulo 2.4-5 de génesis dice: "Estos son los orígenes de los cielos y de la tierra cuando fueron creados, el día que YHWH Dios hizo la tierra y los cielos, y toda planta del campo antes que fuese en la tierra, y toda hierba del campo antes que naciese; porque YHWH Dios aún no había hecho llover sobre la tierra, ni había hombre para que labrase la tierra,"
La Palabra no nos habla de la terrenalidad, sino de la Eternidad, del origen de los cielos y de la tierra..... y toda planta del campo antes que fuese en la tierra... porque aun no había hecho llover sobre la tierra, ni había hombre ... para que la labrase.....
En la Eternidad crea a ADÁN, a todo el pueblo, a todas sus costillas, todas las tribus y pueblos que deciden reconocer a su creador, amarle y darle gloria voluntariamente, ya en la eternidad, siendo un solo pueblo, un solo cuerpo, con sus 24 costillas. Después de esto, cuando Dios los bendice en los lugares celestiales, con su soplo o aliento de vida, es decir, los predestina para que después cuando le haga entrar en un profundo sueño, que es esta vida terrenal, que es pasajera, como un sueño, no se pierdan mas tengan vida en Él, para que como le escogieron voluntariamente en la Eternidad, en la terranalidad le vuelvan a escoger voluntariamente y a reconocer y sean salvos al ver de nuevo a Dios en la tierra, o sea, a Cristo y creer en Él, porque ÉL mismo anunció: "Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen,así como el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; y pongo mi vida por las ovejas." (Juan 10.14-15).
Después que Adán ve que de él en la Eternidad, o sea, de todos los escogidos del mundo, ha salido un solo pueblo o costilla y que de este sale una mujer o iglesia judía, profetiza y dice: (2.23-25)
"Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne, esta será llamada varona, porque del varón fue tomada. Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.Y estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban"
Los gentiles convertidos a Cristo, ven que en los últimos tiempos ha de cumplirse una de las profecías más importantes y es que el pueblo judío convertido a Cristo, (judíos mesiánicos) y los gentiles convertidos a Cristo (Adán y Eva) se hagan un solo pueblo, se unan como si fueran una misma carne o misma raza y unos mismo huesos, o costillas, que en la Eternidad ya estaban juntos.
Con lo que dejan cada uno padre y madre, han de dejar atrás antiguas separaciones de la carne, debido a la letra de la Ley y no haber entendido antes el sentido espiritual de ésta, no haciendo ya separación de razas ni lenguas, ni ritos, sino todos unidos en un mismo cuerpo o iglesia y en un mismo espíritu, el Espíritu Santo. Un solo pueblo o cuerpo.
Pero dice que Adán y Eva estaban desnudos ambos y no se avergonzaban, es por esto, por estar desnudos por lo que caen en tentación de tomar del árbol de la ciencia, o quitar la llave de la ciencia, porque debían estar todos vestidos de unas mismas ropas, de un mismo Evangelio y no desnudos de él y desprotegidos del engaño de la serpiente Satanás, que les tentó a ser como Dios, a decidir ellos mismos, cual era la llave o la manera de entrar en el reino de DIOS.
El apóstol Pablo nos dice en nombre de Jesús en su carta a los Efesios, capitulo 6:14-15: "Por tanto, tomad toda la armadura de DIOS, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo estar firmes. Estad pues firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz."
Cuando se dan cuenta de su desnudez, es cuando conocen su pecado, porque a la Palabra de Dios, ni se le puede quitar ni se le puede añadir, puesto que hay una sola manera de entrar en el Reino y esta es el arrepentimiento y la fe en Cristo, que es quien nos llevará al Padre.
"Entonces fueron abiertos los ojos de ambos y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales. " (Génesis 3:7)
¿Porqué se visten con hojas de higuera?. En los Evangelios tenemos la respuesta cuandoJesús se acerca a una higuera para tomar frutos de ella y esta no ha dado aun, entonces el Señor la maldice y al día siguiente se seca desde la raíz.
La higuera representa a Jerusalén.
Dios hecho hombre, Jesucristo, viene a la tierra, concretamente se acerca a esta higuera – Jerusalén, se acerca a los descendientes en la carne de Abraham, para ver qué frutos está dando, si son frutos u obras dulces, malos frutos, o si no tiene frutos.
El Evangelio de Mateo nos cuenta las palabras de Juan, el bautista, comparando a los judíos con árboles que no están dando frutos: "Al ver él que muchos de los fariseos y de los saduceos venían a su bautismo, les decía: !Generación de víboras! ¿Quién os enseñó a huir de la ira venidera? Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento, y no penséis decir dentro de vosotros mismos: A Abraham tenemos por padre, porque yo os digo que Dios puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras. " (Mateo 3:7-9)
Comparándolo con Génesis, Eva, los judíos, al ver que han pecado con el árbol de la ciencia y al ver que están desnudos del Evangelio de Cristo y también los gentiles, Adán, se avergüenzan al abrirle Dios los ojos, Cristo en la tierra les abre los ojos y se intentan cubrir, con hojas de la higuera.
La higuera que maldice el SEÑOR en los Evangelios, si que tiene también hojas verdes, pero no tiene frutos. Las hojas verdes son la fe, las hojas son las encargadas del proceso de fotosíntesis, de recibir la luz, espiritualmente, recibir la luz del SEÑOR. Sentir la presencia de Dios con la oración, pero a los ojos de Dios, no basta con creer, no basta con orar, no basta con ser regado con la Palabra de Dios cada domingo en un templo, hay que dar frutos, hay que cumplir Su Palabra diariamente, dar frutos y además buenos, porque todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado al fuego advirtió Juan el bautista.
Esos frutos son los del arrepentimiento y éste no es pedir perdón para volver a hacer lo mismo desagradable a ojos del SEÑOR, sino un cambio completo de mente, es comenzar a amar de verdad al Señor, sobre todas las cosas, es reconciliarte con los hermanos, es amar a los enemigos y viendo de una vez con los ojos del SEÑOR, que es Satanás quien los ha usado para hacerme algún mal y tentarme y que quizá, si oramos por ellos, el Señor abra sus ojos y los tocaría y se arrepentirían, porque la oración de fe es poder. Un cambio completo para DIOS, es guardar Su Ley en nuestro corazón y dejar de mentir, de robar, de adulterar, aunque sea de pensamiento, de maldecir, dejar de ser rebeldes a Dios, dejar de idolatrar las cosas del mundo y de idolatrarnos nosotros mismos, dejar de dar más importancia a nuestros proyectos del mundo porque lo verdaderamente importante que es la Salvación de nuestra alma, porque el que no hace esto roba a Dios, robar al CREADOR de todo, robarle toda la honra y la gloria que se merece, todo el que da más importancia a las cosas del mundo y no se acuerda de orar al señor cada día, con constancia, le esta robando a Dios el tiempo que se merece y el amor que se merece, puesto que tanto nos amó que se entregó voluntariamente en la cruz y dio Su Vida por nosotros, para llevarse ÉL el castigo que nosotros merecíamos por no guardar Su Ley y los Mandamientos que dio al hombre.
Es decir, que a Eva y Adán, judíos y no judíos, no nos basta cubrirnos con las hojas de la fe, hemos de dar estos frutos de arrepentimiento y de cambio en nuestra vida diaria.
Después dice: "Y YHWH Dios hizo al hombre y a su mujer túnicas de pieles, y los vistió." (Génesis 3:21)
El antiguo pacto y la letra de la ley, eran desde los profetas hasta Juan el Bautista, con Cristo comienza el Nuevo Pacto de Dios con los hombres, la venida del Espíritu Santo y con él el sentido espiritual de la letra de la Ley.
El hombre se da cuenta de que estaba desnudo de doctrina y de mandamientos, de cual seria la voluntad del Señor y se avergüenza en su pecado, se avergüenza de tomar de la ciencia del bien y del mal, no dejando que sea Dios quien les dé la ciencia o manera de entrar en su reino, sino que había tomado el hombre por su cuenta su propia manera de entrar en la salvación según su propio juicio o razonamiento,(como el pensar que uno será salvo con las buenas obras, con la caridad, y sin pensar que es Jesús el único mediador entre Dios y los hombres y la única puerta para entrar a la Salvación). El Señor establece con el hombre un pacto, el antiguo, el del sacrificio de animales, para perdón de pecados como símbolo de lo venidero, el sacrificio de ovejas y corderos, para que ofreciéndolos el sacerdote por los pecados de él y del pueblo, la sangre del animal los limpiase de todo pecado ante Dios. Este mandato era profecía y un aviso de lo que había de venir, del Sacrificio de Jesús en la cruz, como un cordero manso y humilde que se deja matar derramando su sangre por nosotros, y a su vez, como sumo sacerdote y mediador. Este antiguo pacto del perdón de pecados mediante derramamiento de sangre de animales, está así representado por las vestiduras de animales con las que Dios viste a Adán y a Eva, es la vestidura con la que Dios vistió a todos los que creían en la futura venida del Mesías salvador a la tierra, así vistió a todos los que eran antes de Jesús.
"Y Juan estaba vestido de pelo de camello, y tenía un cinto de cuero alrededor de sus lomos, y su comida era langostas y miel silvestre." (Mateo 3:4)
El camello es un animal que camina por el desierto, donde apenas hay agua, pero si mucho sol y calor, pero que es capaz de aguantar durante mucho tiempo sin comer ni beber, debido a su capacidad para almacenar grasas en sus jorobas y agua, hasta encontrar un oasis.
Así todo aquel nacido en el antiguo pacto, debía vivir almacenando para si la Ley de Dios, durante mucho tiempo con la fe de que encontraría el agua de vida, con la fe de que tarde o temprano encontraría al Mesías, el cual nacería en la tierra en belén de Judá y que en él se cumplirían el resto de profecías dictadas por Dios, más de 300....
Tras el pecado de adán y Eva, los dos pueblos, que buscaban la salvación sin Cristo, ahora vestidos del antiguo pacto, están bajo maldición por su pecado, hasta que se arrepientan de su desnudez y entiendan porque Dios los vistió de pieles de animales y busquen así al verdadero Mesías, el Cordero de DIOS cuya sangre limpiaría el pecado a todo aquel que tenga Fe en Su Nombre.
Por ultimo vemos el juicio de YHWH DIOS sobre los tres pueblos:
Primero, el juicio contra la serpiente, contra Satanás y su simiente, pueblo o ejercito espiritual de potestades, espíritus inmundos y principados de las tinieblas:
"Y YHWH Dios dijo a la serpiente: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida. Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar." (Génesis 3.14-15)
Después el juicio contra Eva primero, contra el pueblo judío, que no aceptó a Cristo como el hijo de DIOS, y que no dio "frutos" de arrepentimiento cuando tuvieron al Mesías en su tierra.
"A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti." (Génesis 3.16)
Esto es una gran profecía, el dar a luz. Jesús dijo a sus discípulos: (Juan cap.16:20-22)
"De cierto, de cierto os digo, que vosotros lloraréis y lamentaréis, y el mundo se alegrará; pero aunque vosotros estéis tristes, vuestra tristeza se convertirá en gozo. La mujer cuando da a luz, tiene dolor, porque ha llegado su hora; pero después que ha dado a luz un niño, ya no se acuerda de la angustia, por el gozo de que haya nacido un hombre en el mundo. También vosotros ahora tenéis tristeza; pero os volveré a ver, y se gozará vuestro corazón, y nadie os quitará vuestro gozo."
De la relación del marido que es Cristo y de su iglesia (EVA), los judíos que fueron engendrados por ÉL mediante su predicación, tiene que nacer un pueblo fuerte, lleno de fe y de poder, porque de la fe y la obediencia en el marido Cristo tiene que nacer en ellos el Espíritu Santo, pero dar a luz no les seria fácil porque tendrían que luchar espiritualmente contra sus tradiciones, contra la letra del antiguo pacto, contra sacerdotes, escribas , fariseos, reyes y gobernadores de su nación que no tenían fe en JESUS como el Mesías Salvador. A estos Judíos incrédulos en Cristo, les costará dar a luz porque para ello tienen que negarse a si mismo, a su mente racional, a aceptar la Ley de Dios no en el sentido literal de la letra, sino entender que tiene la Ley de Dios un sentido espiritual el cual Cristo vi"no a hacernos ver.
Deben negarse también a su idolatría, porque cuando uno no conoce al Señor personalmente, comienza a fabricarse su propio becerro de oro, o su propia idea de Dios en su mente, imagen de Dios que no se corresponde con la realidad porque no se han acercado a conocerle a través de Cristo, que es la única imagen verdadera del Dios vivo, por como dijo el discípulo Pablo en su carta a los Colosenses 1:15 "ÉL es la imagen del Dios invisible..."
No obstante al negarse a todo esto y aceptar a Cristo como el Mesías y recibir el Espíritu Santo, Dios nos da poder conque vencer a las serpientes del Diablo. Jesús nos dice respecto a esto: (Lucas cap.10:17-20)
"Volvieron los setenta con gozo, diciendo: Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre. Y les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo. He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará. Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos"
Esto dice Jesús a aquellos primeros judíos de sangre convertidos, y esto mismo es lo que Dios dijo a la serpiente (Satanás) al principio en Génesis 3.15: "Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar."
Si la mujer Eva, es la iglesia de los judíos convertidos a Cristo, la simiente o semilla del pueblo judío es el Mesías, que es quien trae vida al pueblo, el Mesías que nace en su seno, de su misma raza, con lo que Cristo es el enemigo de Satanás.
Si leemos más adelante en Génesis que dice sobre los dos frutos o simientes de EVA, sus dos hijos son primero Cain y Abel después, primero la continuidad del pueblo judío con sus tradiciones de hombres mezcladas con la Palabra de Dios, los que toman pan con levadura, y entre ellos nace su hermano en la carne, Jesucristo de Nazaret que viene como judío en cuerpo y su primer hermano o pueblo siente envidia de él, como así fue por parte de las autoridades judías, que al igual que Cain mató a su hermano Abel, así el pueblo judío pidió la muerte del Mesías en la cruz y la liberación del homicida y ladrón barrabás.
Cuando Cain mata a su hermano Abel, nace un tercer hijo, fruto o simiente en la unión Adán y Eva, judíos y gentiles. Este hijo es Set, que significa "sustituto"(Génesis 4:25). Esto demuestra de nuevo que ya estaba escrita la venida del Espíritu santo después de la Muerte y Resurrección del Mesías Yeshua-Jesucristo, puesto que el Espíritu Santo es el sustituto de Cristo mientras Cristo está a la diestra del Padre.
En Juan cap.14:15-26 nos confirma la profecía Jesús:
"Si me amáis, guardad mis mandamientos yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.Todavía un poco, y el mundo no me verá más; pero vosotros me veréis; porque yo vivo, vosotros también viviréis. En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros. El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él. Le dijo Judas (no el Iscariote): Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo? Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió. Os he dicho estas cosas estando con vosotros. Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho. "
El ultimo juicio de Dios va hacia el hombre, Adán, el resto de costillas o resto de pueblo escogido por Dios desde antes de la fundación del mundo, los gentiles o no judíos en la sangre, pero judíos en el espíritu al creer en el Mesías.
"Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida. Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo. Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás. " (Génesis 3:17-19)
Si obedecemos a la mujer que toma del árbol de la ciencia del conocimiento del bien y del mal, o sea a la religión judía que quedando estancada en la letra del antiguo pacto, tomó la llave de la ciencia y expuso su manera de salvarse mediante el antiguo pacto, sin Cristo, mediante el sacrificio de animales y holocaustos, y no aceptando de una vez que esto era solo un símbolo del verdadero y único sacrificio valido que iba a ocurrir que era el de Jesucristo el Mesías, ofreciendo Su Vida y Su Sangre para borrar los pecados de los que creyesen en Él y llevándose el castigo que merecíamos los hombres. Entonces si hacemos caso en esto a la mujer, religión judía, sembraremos como Adán la tierra, pero con una semilla o mensaje de Dios que NO nos dará buen fruto a los ojos de Dios, sino que nos producirá en la tierra-alma de la gente cardos y espinos y no vida eterna, porque por mucha tradición, sacrificio, etc., que se hagan, sino aceptamos que Jesucristo era Dios en la tierra con su Sabiduría y Poder, y que solo Él era y es la puerta para llegar al Padre, no nos servirá de nada labrar las almas con la ley, sin él entendimiento espiritual de la letra, de la ley que nos da Cristo por gracia mediante el Espíritu Santo que hemos de recibir por fe y obediencia.
Jesucristo es el buen sembrador que no produce ni cardos ni espinos. Y a su vez nos dijo: yo soy el pan de vida, yo soy el verdadero pan que cayó del cielo, no el que comieron vuestros padres en el desierto y murieron. Es por esto que como adanes, nos costará trabajo, esfuerzo y sudor el negarnos al mundo y a nosotros mismos por amor a Dios para ganarnos el pan, para ganarnos a Cristo, el pan de vida en nuestra alma. Para que la presencia de Dios entre en nosotros es necesario un trabajo de búsqueda de Dios y de búsqueda en Su Palabra, de oración intima con Dios y de paciencia y obedicencia, y así, con el sudor de nuestra frente, nos ganaremos a Cristo y con Él la Salvación eterna.
¿Por qué dice: con el sudor "de tu frente"?
Si recordamos la batalla que se produjo entre el gigante Goliat y David hijo de Isai; veremos como la manera de vencerle fue incrustándole una de las cinco piedras de su zurrón en la frente.
Las 5 piedras son los cinco libros sagrados de la Torah hebrea, que deben ser incrustados en la frente o mente del hombre viejo, del hombre carnal y racional que no conoce a Dios aún y que se envanece en sus conocimientos del mundo considerándose mas alto que los demás, más aún que Dios.
Para ser salvo, primero es necesario dejarse vencer por David, de cuya descendencia nacería Jesús, el Cristo, que representa al mismo Jesús. Si nos dejamos vencer por Cristo, por Su Palabra o piedra y aceptamos que ésta entre en nuestra mente racional y la parta en dos, entonces morirá en nosotros ese viejo hombre carnal para resucitar en nosotros un nuevo hombre en el mundo entregado a Cristo. Y con la piedra o Palabra de Dios en nuestra nueva mente, ahora, como está escrito en el libro del profeta Jeremías cap. 31:33 "pero este el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Yhawhé: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios y ellos me serán por pueblo."
Pero dejarse vencer no es fácil; matar al Goliat en nosotros nos costará "el sudor de nuestra frente" de nuestro entendimiento porque este fue el mensaje claro de Jesús en los evangelios: "El que ama padre, madre, hermanos y hermanas, mujer e hijos mas que a mí, no es digno de mi, el que no se niega a si mismo y carga su cruz, no es digno de mi".
Después de pecar contra Dios, y de reconocer que las pieles de animales (antiguo pacto) no son suficientes para salvarse, ¿qué hemos de hacer si somos expulsados de su presencia?.
Pues muy sencillo: dice al final en génesis cap.3, vers. 23-24:
"Y lo sacó YHWH del huerto del Edén, para que labrase la tierra de que fue tomado.Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida."
Esta es la única manera de poder comer del árbol de la Vida (eterna) y de volver a la presencia de Dios o huerto del edén. Dejar de labrar otras tierras o huertos, otras almas y volver a labrar la tierra de la que uno fue tomado, es decir, empezar a labrar uno su propia alma, a remover y sacar las piedras y malas hierbas y malos pensamientos en el corazón de cada uno.
En otras palabras, arrepentimiento sincero y con intención de cambiar completamente para hacer lo agradable al señor teniendo a Cristo como único Mesías que quita el pecado.
Después de esto, pasar por en medio de la espada, que es la Palabra de Dios que normalmente está en medio de los dos querubines o personas enviadas por Dios para predicarte el Evangelio de Salvación, (mirando siempre que sean enviados de Dios y no instrumentos de Satanás, que su mensaje es fiel a la Escritura) y dejando que la espada o Palabra parta como la piedra de David nuestra alma, mente y espíritu viejo en dos, para recibir el Espíritu Santo que viene con fuego y poder sobre los que aman a Dios y le obedecen.
Es después de seguir estos pasos, fe, arrepentimiento sincero, y obediencia cuando el Espíritu Santo, el Espíritu de Dios entre físicamente en nosotros, cuando seremos hechos a imagen de Dios como está escrito en Génesis, parte del Espíritu de Dios entrará en nosotros con fuego para ayudarnos a caminar a su imagen, conforme a su semejanza, Y LA IMAGEN DE DIOS ES CRISTO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada